Cuando uno se decide a viajar por cuenta propia, detrás de ese gran viaje y de esas maravillosas fotografías dignas de portada de redes sociales hay horas y horas de malabarismo entre fechas, destinos y precios hechos, a veces, por el/los protagonistas del periplo o en la mayoría de los casos por alguna adiestrada agencia.

En lo particular, siempre planifico mis super low-cost viajes yo misma y si bien es una actividad que disfruto muchísimo no deja de ser extenuante. Los factores a tener en cuenta son incontables y todos se interconectan cual mecanismo de relojería, pero invertir tiempo en ello paga con creces; sin ir más lejos, ya hace un año y un mes que estoy de viaje y sólo salí de mi casa con el equivalente entre pesos y dólares a un paquete para dos personas de 10 días en Cancún, ¡Nada mal!

Después de recibir muchas consultas de futuros viajeros, decidí elaborar una lista con las bases para armar tu propio viaje que espero sea de ayuda.

Empecemos…

Lo tuyo, lo mío y lo nuestro – Tiempos y presupuestos

Resulta fundamental enmarcar el viaje en base a éstos dos parámetros, incluso más importantes que el destino a elegir ya que no importa cuántas ganas tengo de conocer China si vivo en Buenos Aires y tengo sólo 7 días disponibles ya que sólo el vuelo me va a tomar al menos 35 horas, ésto es más del 40% de mi tiempo disponible sumando la ida y la vuelta. Inconcebible.

Tampoco tiene mucho sentido ir a un lugar que sea conveniente en cuanto a distancias y tiempos pero con el dinero justo, lo cual no nos dé la libertad de visitar las atracciones básicas. Así por ejemplo, desde Argentina es rápido y relativamente económico volar a Perú pero, como mencione en Machu Picchu no es Perú, las entradas a las ruinas tienes precios exorbitantes en comparación con lo accesible que es todo lo demás en ese país.

Entonces, definiendo bien el tiempo con el que contamos y el dinero que estamos dispuestos a gastar ya estamos a mitad de camino. A partir de allí se puede empezar a consultar en la web, que siempre redunda de artículos listando los destinos más económicos de turno como éste.

Hacia dónde me lleve el viento – Destino

La elección del destino se va a desprender del punto anterior, tiempo y presupuesto, al que se le sumará el tipo de viaje que se quiera hacer. Así, por ejemplo, yo elijo países en vías de desarrollo porque es dónde más oportunidades para realizar trabajo voluntario se encuentran pero dependiendo del tipo de viajero evaluarás si el lugar es amigable para viajar con niños, o romántico para parejas, o adaptado para mochileros, etc.

como viajar barato
¿Mar o montaña? Mientras haya mate, lo demás no importa demasiado

Si no se tiene un destino específico en mente, recomiendo usar el buscador de vuelos Skyscanner que tiene la opción de buscar desde un lugar y fechas definidos hacia “Dónde sea”, obteniendo así un listado de destinos en orden creciente de costos para elegir.

Un poquito caminando y otro poquitito a pie – Vuelos

Una vez decidido el destino, la compra de los vuelos constituye toda una odisea de especulaciones, idas y vueltas hasta conseguir la mejor opción.

Personalmente, después de muuuuchos vuelos al menor precio posible puedo dar éstas recomendaciones basadas en la experiencia y en la lectura de infinidad de blogs y notas:

  • Siempre usá Skyscanner para tener un “pantallazo” general de costos aproximados. Ésta es una web de comparación de precios, que luego redirecciona a la aerolínea o agencia que corresponda una vez seleccionada la opción de vuelo deseada. De aquí obtendrás una idea general del rango de precios, las aerolíneas que realizan el trayecto, la duración total y las escalas del mismo.
  • Si contás con tiempo y flexibilidad, suscribite al newsletter de páginas como Promociones Aéreas Ar, que te van a estar avisando todo el tiempo de las mejores promociones que encuentren. Algunas son muy sorprendentes por lo económicas pero claro, hay que apurarse porque se agotan rapidísimo.
  • Si estás pensando en un viaje multi-destino (volar desde tu origen a una ciudad pero volver desde/hacia otra distinta) usa Expedia, es dónde hasta ahora he conseguido los mejores precios en esta categoría pero ¡Cuidado! Las posibilidades de cambiar o cancelar los vuelos en este caso pueden llegar a ser más caras que el precio del ticket aéreo, por lo que debes recurrir a esta opción sólo si estás muy seguro de tus planes.
  • Si contás con la totalidad del dinero disponible para pagar al momento de la compra, en las páginas de las aerolíneas o en portales como eDreams, Expedia y otros se pueden conseguir ahorros importantes, pero si tu única opción es comprar en cuotas entonces debes recurrir a los ya clásicos Despegar o Al Mundo entre muchos otros portales aunque los precios sean, por lo general, un poco más altos.

Lo importante y lo no tanto – Planificación

Ya sabemos dónde, cuándo y cuánto podemos gastar pero… una vez ahí ¿Qué hago?Tranquil@! Ahora hay que leer mucho, de todas las fuentes posibles; el más grave error es quedarnos con una sola versión de la historia. Después de todo, tanto los blogs como los libros están sesgados por la miradas de sus autores, son subjetivos.

como_viajar_barato
Con calma, sin desesperar ni comernos las uñas.

Te recomiendo ver los circuitos e itinerarios que otra gente hizo, los cuales abundan en los blogs de viajes tradicionales. Si contás con un poco más de presupuesto, una muy buena opción es recurrir a guías en papel como Lonely Planet o Fodor’s ya que las vas a tener con vos en la mochila disponibles para consultarlas sin necesidad de conexión. Un secreto: si bien éstas guías son bastante caras, yo siempre las compro en Amazon usadas (generalmente son ediciones que las bibliotecas descartan pero están como nuevas) por entre 3 y 4 dólares más envío.

En éste momento es cuando debes prestar más atención al estilo de viaje que tenés pensado hacer, ya que de nada sirve que vayas a Europa con 5 días planificados para recorrer museos en Firenze si todo lo que vas a estar pensando es “Muero por una fiesta nudista en la playa, ¿Cuándo era que nos íbamos para Ibiza?”.

Cada destino tiene un must , una atracción que no se debe dejar pasar, por lo que a la hora de planificar te recomiendo la priorices averiguando bien sus costos y tiempo del que deberías disponer en la visita para aprovecharla al máximo.

Cada carancho a su rancho – Hospedaje

El tipo de lugar donde decidas alojarte también tiene todo que ver con tu “espíritu” como viajero pero cualquiera sea el caso, hay dos páginas que no podés dejar de visitar: Trivago (que cumple la misma función que Skyscanner pero para alojamientos) y Tripadvisor (el aliado de todo viajero, dónde encontrar opiniones/puntuaciones de millones de personas sobre atracciones, hospedajes, restaurantes y todo lo que imagines).

Como_conseguir_alojamiento_barato
Elegir alojamiento con tiempo para tus viajes te asegurará que las mejores opciones estén disponibles y no tengas que dormir en un banco.

Con éstas dos webs ya tendrás un panorama general de precios y disponibilidad en tu destino, pero si nada te convence o la oferta no se adecua a tu estilo deberías recurrir a estas otras:

  • Hostelworld si tu onda es más mochilera;
  • Despegar si necesitás pagar en cuotas;
  • Booking, lider indiscutido cuando de cantidad y variedad de alojamientos se trata.
  • Grandes agencias como Interturis si estás buscando algo del tipo all-inclusive;
  • Si te interesa esta onda que está en auge en donde particulares ofrecen habitaciones en sus casas o hasta departamentos completos, pero siempre caracterizándose por un trato individualizado y cálido entonces Airbnb  es lo tuyo(reservando a partir de éste enlace tenés USD$ 30 de regalo en tu primer estadía);
  • Couchsurfing si te animás a la enriquecedora experiencia de dormir en el sofá de un residente desconocido de tu destino con el cual te conectarás a través de esta red social. Yo lo probé por primera vez hace poco y mi pericia fue sumamente positiva, sin embargo requiere de una inversión de tiempo mayor y leer mucha info en blogs antes para saber cómo manejarse.

Un último detalle…

Por último pero no menos importante, si vas a viajar por cuenta propia y , más aún si lo que estás buscando es viajar barato, no puede faltarte un buen seguro médico. A la hora de comprarlo puede parecer un gasto innecesario, pero después de casi dos años en la ruta puedo asegurar que cada dólar invertido en ello lo valió con creces. Es más, sacando cuentas pude comprobar que si sumo todas las veces que me enfermé en el exterior, las facturas de esos gastos representan 5 veces más del valor que he pagado por el seguro, así que ésto no es algo en lo que nadie pueda permitirse “ratonear”. Lo mejor es tener la posibilidad de comparar varias opciones para elegir el que se adecúe más a tu bolsillo y tu tipo de viaje, para eso les recomiendo hacerlo a través de éste enlace.

 

Después de todo esto no hay más que empezar a contar los días que faltan, armar las valijas y por sobre todo, entregarse al disfrute. Y como siempre digo, no olvidarse de respetar los lugares que recorremos, su cultura y costumbre; podés leer un poco más sobre eso acá.

Si todo esto te parece un exceso de información o si planificar un viaje no es lo tuyo, podés consultarme ya que estoy brindando éste servicio para viajes de voluntariado, espero tu email!

4 Replies to “Lo que hay detrás de todo gran viaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *