¿Cómo entender una cultura que nos es ajena sino empapando todos nuestros sentido de ella? ¿Como absorber lo mayor de un país sino caminando sus calles? Desde las más pintorescas hasta las más miserables tiene algo que contar. Fue así como aprendí que Sudáfrica es su himno: un crisol de razas que supo unirse para mantenerse de pie.

De visita en Langa, el township más antiguo de la ciudad, conocí a Nobendiba. Así como durante el apartheid éste suburbio fue el lugar donde se gestó la mayor resistencia de los grupos marginados, ella pelea día a día su propia lucha ya que es madre soltera de cuatro niños, tiene una sola pierna y vive en un container que comparte con otra familia de seis miembros. Aún así abre las puertas de su hogar a las visitas, me pide que disfrute de mi viaje Y SONRIE.

Langa Township Cape Town

 

Shooter también creció en Langa. El consideró que debía darle a su familia un lugar mejor para vivir que un contenedor de barco abandonado, consiguió materiales de descarte y construyó una casa de dos ambientes. Un incendio se la arrebató, entonces no tuvo opción más que reconstruirla pero esta vez con tres habitaciones. La vida quiso que enviudara y tuvo que relegar el cuidado de su hija adolescente a sus primos porque sopesando opciones creyó que no era apropiado criarla sin una imagen femenina. Abre las puertas de su hogar, me pide que le muestre su foto a las mujeres de mi país Y SONRIE.

Langa Township Cape Town

Caminando por las calles del township se percibe una fuerte sensación de hermandad entre los miembros de la comunidad, tal vez promovida por la escasez de espacio, pero ciertamente disfrutada por todos.

Langa township

Langa township

 

 

Langa Township Cape Town

4 Replies to “Nkosi sikelel’ iAfrika

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *