Pumla, la primer “Capetonian” con la que tuve contacto. Debo admitir que la noche en que llegué a Ciudad del Cabo y la conocí me asustó saber que íbamos a compartir un departamento durante mi primer mes, ya que me resultó sumamente seria y con un rostro en el cual es imposible descifrar emociones.

No tuvo que pasar más de un día para que empezara a abrirse lentamente a mi; me compartió sin peros su comida, me contó de su vida, me llevó en su auto al trabajo y me enseño todo lo que debía saber durante mis primeros días.

Mientras tanto a mi me resultaba natural retribuirle de alguna forma lo que me daba, y nuestra relación fue creciendo.

Viajera_Indomita_Blog

“Pinky”, como la llaman en su familia, creció en Khayelitsha: el township más grande y de más rápido crecimiento de la ciudad. Con casi 400.000 habitantes a la fecha, la mayoría de origen Xhosa, es una de las áreas más pobres de la ciudad. Ésta suma de condiciones hizo que su espíritu inquieto y ambicioso la llevara a buscar nuevos rumbos para su vida. Se fue a Pretoria tratando de vivir una historia junto a su novio mientras ambos estudiaban y trabajaban a la vez, pero el destino quiso que quede embarazada. Debido a la fuerte cultura Xhosa, su novio estubo obligado a tener que pagar una considerable suma de dinero a su suegro, lo cual lo hacía merecedor del niño por venir. Sin embargo las condiciones económicas no mejoraban y mientras tanto la salud de su madre diabética y sus dos hermanas, portadoras ellas del temido virus endémico en estas zonas, venía en picada.

Después de pensarlo profundamente con su pareja y a pesar del profundo dolor que esto les originaba, deciden que lo mejor es que ella vuelva a Cape Town para hacerse cargo de la situación de su familia mientras busca un trabajo mejor pago y el se mude con su hijita a Botswana, dónde su familia podía ayudarlo con la crianza de la pequeña mientras él trabajaba.

Y en eso están, tratando de reunir el dinero suficiente para volver a vivir una vida juntos mientras hacen todo el esfuerzo posible para no conformarse con la vida que les tocó porque saben que con trabajo y esfuerzo pueden mucho más.

Ya no me asusta su seriedad porque cada vez que tiene la oportunidad me dice algo dulce Y SONRIE.

Mucha Mujer Agus ardisana blogMucha Mujer Agus ardisana blog

 

 

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *