Saltar al contenido

Fábula de un pájaro cubano

1 junio, 2020

Hoy el negrito se revelará. Dejará el nido sin mirar atrás. No le teme a la incertidumbre ni al papel en blanco en que se convertirá su futuro.

Tampoco a las conversaciones incómodas si total, vamos, con mamá negrita nunca hay forma de ganar. Lo que le vuelve pesado el corazón es dejar en el pasado esos días de planear por sobre los sembrados de tabaco en el Valle de Viñales. Presiente que apenas abra el pico para decir «Oye, ma, ya tu sabe’? Es que me vo’ pa’ Miami…», así rapidito y uniendo todas las palabras, ella va a enloquecer. Volarán los frijoles que les dieron por el mes y el café bien fuerte en tazitas chiquititas que parecen de juguete.

Y aún así, no tiene dudas. Está en paz con su decisión. El nació salsero de ley y ya no va a contenerlo. Se va con todo su swing a vivir el sueño americano.