Saltar al contenido

12 emprendedores te cuentan cómo viven de los viajes

3 diciembre, 2017
Emprendedores que viven de los viajes

¿Te parece imposible vivir viajando? ¿Creés que la única forma de vivir de los viajes es a través de un blog? ¿Pensás que emprendedores son sólo aquellos que arriesgan grandes sumas de dinero en un proyecto sin garantías?

Yo tenía los mismos preconceptos que vos pero estos últimos tres meses que pasé de visita en Argentina fueron trascendentales.

Hice un taller de escritura con las grandiosas Aniko Villalba y Laura Lazzarino y me atreví a decirles a la cara que aprender de ellas era para mí como conocer a Papá Noel (aunque inmediatamente después me quise meter debajo de la mesa de la vergüenza). También asistí a cursos y talleres sobre emprendedurismo en Rosario.

A partir de toda esa capacitación se me ocurrió desvirtualizar las asesorías de viaje que brindo online y darlas en formato presencial bajo el concepto de “Taller para Viajeros Independientes”; fue tan bien aceptado que lo repetí siete veces en seis ciudades diferentes.

Gracias al taller para viajeros y al de escritura conocí nuevas personas que muy rápido se convirtieron en amigos y potenciales socios. Entre mates a la rivera del Paraná y paseos en bicicleta por la ciudad nacieron una cantidad de potenciales proyectos que me llevo conmigo a tierras niponas para analizar.

Fue así que me di cuenta que para ser un emprendedor bastan una buena idea y ganas de hacerla realidad.

Dime con quién andas…

En éste período la interacción con emprendedores fue constante y sentí entrar en un círculo vicioso en el que más creatividad y confianza en mi proyecto fluía cuanto más me relacionaba con ellos.

Algo constante entre todos esos emprendedores es que el “no se puede” no está en sus vocabularios. Eso me resultó sumamente motivador porque hasta ahora sólo me había rodeado de gente con “falsa ambición“, como apoda Ángel Alegre (la mente brillante detrás de Vivir al Máximo) a aquellos que dicen querer lograr algo de la boca para afuera pero que en realidad no están dispuestos a pagar el precio que conlleva obtenerlo.

Emprendedores que viven de los viajes
Querer es poder. La Habana, Cuba. Julio de 2017

Emprendedores que inspiran a emprendedores

En el solitario camino del cuentapropismo es común que los emprendedores tengamos como “ídolos” a otros que ya han llegado al lugar que nosotros queremos ir y que constantemente estemos buscando aprender de ellos.

Algunos de esos gurús pueden parecer inalcanzables y nos limitamos a seguirlos como dioses pero en realidad a veces basta mandarles un mail con el asunto “tu web no da más de buena” para generar una relación (de hecho esto hice yo en un caso y resultó en buenísimos proyectos conjuntos).

Es por eso que decidí entrevistar a algunos de los que de alguna u otra forma se han ido convirtiendo en mi inspiración diaria. Todos ellos me empoderan día a día, ya sea por lo que producen, porque aportan contenido interesante en sus redes o por lo que hemos generado en materia laboral.

Estos 12 emprendedores te cuentan cómo vivir de los viajes de distintas maneras: algunos viven viajando por el mundo trabajando con su cámara de fotos o desde su computadora, otros fabrican o venden objetos para viajeros, están los que enfocan sus diseños en clientes de alma libre y viajera. Todas son personas como vos y yo, la única diferencia es que le hicieron caso a sus sueños y trabajan día a día para hacerlos realidad y con sus historias reales vienen a contagiar de éste espíritu a cuantos soñadores llegue el mensaje.

Viajar es posible. Emprender es posible. Emprender en el mundo de los viajes es posible.

 

12 +1 emprendedores te cuentan cómo vivir de los viajes

1 – Vicky Amor – Guanabana Diseño y VickyAmor.com

Emprendedores que viven de los viajes

 

Diseñadora Gráfica, emprendedora inquieta, apasionada por el dibujo, amante de la fotografía y los viajes. Se especializó en Zentangle y aplica la técnica desde en anotadores hasta en murales y vidrieras. También da cursos y workshops sobre la técnica.

 

“En mi vida los viajes son algo más allá del paisaje que me espera; es el cambio de aire que refresca las ideas y me ayuda a ver todo desde otra perspectiva. Para mí el aprendizaje pasa por la manera en la que te predispones a lo desconocido y lo transformas en una aventura. Creo que la clave está en mantener esa mentalidad aún en la rutina diaria.

Soy muy inquieta, estoy siempre buscando aprender algo nuevo, probando técnicas, dejando salir la creatividad… ese es mi motor.

Desde los 16 años voy saltando de un proyecto a otro; fueron muchos y muy diversos pero siempre relacionados con la creación y el diseño y cada uno me dejó un aprendizaje enorme. Los pienso como escaloncitos que fui subiendo, cada uno de ellos muy necesario porque hasta esos que se podrían considerar un fracaso rotundo tuvieron una razón de ser y me dejaron algo indispensable para poder subir al siguiente escalón. Al estudiar el método Zentangle me di cuenta que una de sus bases es la que más apliqué a mi vida: amigarse con los errores para hacerlos parte del proceso y así llegar a resultados inesperados.

Actualmente llevo adelante dos proyectos: Guanabana Diseño (productos decorativos estampados con mis dibujos del cual Debi a formar parte como socia) y por otro lado trabajo  de manera independiente como diseñadora, ilustradora y profesora de Zentangle.

Tengo la suerte (y la valentía) de trabajar de lo que más me gusta hacer: dibujar y crear. Digo la valentía porque esta elección es la más difícil, la que más trabajo lleva y a veces la menos conveniente a nivel económico. Generalmente  apostar por lo que uno ama implica resignar un montón de cosas y saber esperar. Sin embargo, disfrutar el día a día no tiene precio y generar tus propios ingresos crea una necesidad de mantenerte activo, aprendiendo y en contacto constante con gente que te inspira y te empuja. Todo esto trae mucho más que ingresos.”

 

2- Sebastián Pendino – Agencia StarFive y SebastianPendino.com

Emprendedores que viven de los viajes

 

Consultor de marketing digital especializado en plataformas web. Formador y mentor de emprendedores digitales y freelance. Es orador y participante activo en varias comunidades sobre éstos temas y siempre está dispuesto a colaborar con sus colegas.

 

“Los viajes significan mucho en vida; en junio de 2012 renuncié a mi trabajo para irme de mochilero por América del Sur. Emprendí un viaje trascendental que duraría 1 año y medio lejos de casa y me trajo un gran cambio positivo en lo personal y en lo laboral.

Ya desde antes de graduarme había empezado a emprender realizando trabajos de consultoría en marketing para algunas empresas en mi ciudad y en paralelo me dedicaba al desarrollo web para pequeños emprendedores. Sin embargo en 2013, un año después de iniciado mi viaje, me encontraba en Cusco después de haber vivido varios meses en Brasil y las reservas de dinero con que contaba se estaban acabando. Fue así como tuve que salir de la zona de confort obligadamente. Junté todo lo que sabía hacer más la experiencia laboral que había adquirido y empecé a trabajar para medianos y grandes hoteles de Machu Picchu y la región mejorando su posicionamiento web y desarrollando estrategias de marketing digital. A partir de ese momento emprendí al 100% sin tener otro trabajo como empleado en paralelo y junto a un colega montamos la primera versión de la agencia de marketing.

Hoy soy nómada digital y si bien viajo por períodos más cortos, siempre lo hago con la computadora abajo del brazo para poder gestionar el trabajo de forma online.

Mi trabajo lo divido en dos: por un lado la mentoría a través de la cual ayudo a emprendedores y freelancers a crear un negocio online basado en lo que saben hacer (por lo general emprendimientos que pueden ser manejados online). Por otra parte está el marketing digital. Estos proyectos los llevo delante de la mano de colaboradores remotos, a los cuales elijo de acuerdo a sus perfiles para cada trabajo en particular. Como persona inquieta que soy ya estoy pensando en nuevos emprendimientos que apuntan hacia el lado de la formación online.

Tuve 999 fracasos hasta dar con la idea cierta y en parte es por eso que le doy mucha importancia a mi rol como mentor de emprendedores. Mi objetivo es que las personas puedan evitar los errores que cometí y que avancen por el camino emprendedor sin desanimarse.

Una vez lograda la estabilidad financiera, a mi modo de ver, vienen los objetivos sociales. La organización de encuentros de Nómades Digitales y las charlas que voy dando me ayudan a darle sentido a todo esto. Al fin y al cabo, podemos lograr los objetivos económicos, pero sin un contexto social acorde no hay cómo disfrutarlos.”

 

3- Exe Guerra – La Guía de House Sitting

Emprendedores que viven de los viajes

 

Viajero y Emprendedor. Amante de los perros y colaborador en La Guía de House Sitting, proyecto creado por su pareja de vida y viajes Maga Vidoz (en la foto con Exe), del cual maneja las redes sociales con la actitud relajada que lo caracteriza. Con su espontaneidad y descaro es capaz de sacarle sonrisas a una estatua.

 

“Sinceramente no encuentro diferencia alguna entre mi vida y los viajes. Mi vida es el viaje y el viaje es mi vida.

Siempre tuve la chispa emprendedora en mí pero antes de empezar a viajar me daba vergüenza hacerlo público. Cuando con Maga empezamos a trabajar en La Guía de House Sitting (de hecho este es su proyecto, y yo soy su socio/colaborador, digamos que “lo tomé prestado”), me di cuenta que este miedo/vergüenza era simplemente mental y que había mucha gente dispuesta a escuchar y leer lo que nosotros teníamos para decir.

Lo que me ayudó a arrancar fue el hecho de leer La Guía con ojos de quien no sabe absolutamente nada del tema. De hecho en un momento, yo no sabía nada sobre House Sitting y me metí de lleno en este mundo cuando la conocí a Maga; ella ES La Guía y La Guía es ella. Leí los primeros apuntes de La Guía de House Sitting por primera vez mientras cuidábamos una casa en Australia y yo, habiendo cuidado ya varias casas, estaba aprendiendo cosas nuevas. Ahí fue cuando dije: “Esto tenemos que difundirlo, es oro!”

Con lo que hacemos, yo particularmente siento que planto semillas que sé que florecerán en viajes, amistades, ojos brillosos, oportunidades, aventuras, abandonos, amores y dolores. En lo personal quiero llegar a la mayor cantidad de gente posible, sin necesariamente venderles algo. Me encanta cuando la gente me escribe un mensaje preguntándome lo que sea y al rato, después de hablar, los siento más distendidos, relajados y dispuestos a lanzarse a viajar. También sé que como embajadores del tema (y de los viajes en sí) tenemos una responsabilidad y es la de hablar de House Sitting con altura, respeto y contar SIEMPRE todo lo que conlleva, desde lo positivo hasta lo negativo teniendo en cuenta también la alta responsabilidad que recae sobre uno al hacerse cargo de las pertenencias, la casa y las mascotas de un total desconocido.

Dudamos  cuando tuvimos que hacer la inversión inicial en el diseño para La Guía y tuvimos altibajos con plataformas, envíos que no llegaron y derivados pero nada grave. Todo lo demás lo hicimos nosotros. A veces sentimos que el proyecto está muriendo y de golpe nos escriben de un diario o de una radio de Colombia para hacernos una entrevista y PUM: se incrementan las ventas exponencialmente. La Guía tiene vida propia.”

4- Malvina Battiston  – Malvina Battiston | Fotógrafa

Emprendedores que viven de los viajes

 

Fotógrafa internacional. La magia de lo que hace reside en capturar la belleza de los momentos reales y simples. La familia y los amigos son los pilares de su vida. Persigue sus sueños y todos los días nos motiva a hacer lo mismo a través de sus redes con el mensaje: “movete, todo es posible”.

 

Los viajes se convirtieron en mi estilo de vida desde que descubrí que me devuelven una energía que me motiva para cumplir mis sueños. Hoy en día no puedo responder en donde vivo o donde quiero vivir. Solo sé que amo conocer y descubrir lugares nuevos, culturas diferentes, y sobre todo conocer personas en todas partes del mundo. Por ahora no puedo quedarme quieta porque viajar se ha convertido en mi día a día y tuve la suerte de haber podido unir mi profesión a este estilo de vida.

Empecé a estudiar en la Escuela de Fotografía a los 17 años pero tres años antes de recibirme ya trabajaba como fotógrafa de sociales. Al principio me vi haciendo lo que todo el mundo hacía y me preocupó, pero mi ansiedad por saber cuál era el producto que iba a crear para ser original y destacarme hizo que comenzara a especializarme en fotografía documental de bodas y a invertir en capacitaciones y congresos. Este estilo se llevó toda mí atención, y ahí fue cuando con una amiga creamos nuestro primer negocio de fotografía de bodas con este estilo tan diferente.

Hoy soy fotógrafa documental de bodas, de familias, de quinceañeras y de viajeros como yo. Fotografío personas y momentos. Somos solo mi cámara y yo en éste proyecto y para mí esa cámara es una especie de máquina del tiempo: tiene el poder de atesorar momentos únicos y volver a pasar por el corazón, de hacernos recordar y volver a sentir.

Sin dudas los caminos tienen siempre piedras. Varias veces me encontré atrapada y pensando que ya no debía hacer esto nunca más. Es muy fácil estar de brazos cruzados en tu zona de confort, nada te va a pasar, no corres peligro…pero ese es el problema, que no va a suceder nada y a mí me gusta la aventura, me gusta desafiar mis miedos, ir más allá.

Amaría poder hacer esto toda la vida, seguir moviéndome por diferentes partes del mundo y tener la libertad de trabajar de lo que amo. Hasta ahora lo vengo logrando, requiere de mucho trabajo para hacerse conocer, para que la gente sepa que estas donde estas, pero no es imposible.

A lo largo de este camino me he cruzado con oportunidades que he tenido que dejar de lado para seguir siendo fiel a mis sueños, con personas que me dijeron que estaba loca y no iba a poder, he perdido dinero pero he ganado experiencias, amigos, recuerdos. Después de todo de eso se trata la vida, de disfrutarla.”

 

5 – Stefanía Álvarez Argento – Donde Me Lleve el Viento

Emprendedores que viven de los viajes

 

Tiene 27 años, es Licenciada en Relaciones Públicas, emprendedora, amante de los viajes, la escritura y la vida al aire libre. Trabajó en el área de comunicación de empresas, en agencias de turismo de Buenos Aires y El Calafate y hoy gerencia su propio emprendimiento.

 

“Los viajes son un portal que me permiten entrar en conexión conmigo misma y en sintonía con el universo. Me despiertan, me conectan, me nutren, me enriquecen y me enseñan. Cada viaje es un aprendizaje en movimiento. Viajo para derribar mis miedos, saciar mi curiosidad, subsanar mi ignorancia y abrir el corazón a nuevas culturas y a nuevas formas de concebir la vida.

Hace tres años renuncié a mi trabajo de oficina y me fui durante 2 meses de mochilera por la Patagonia argentina en busca de un nuevo comienzo. Cuando me disponía a continuar mi viaje por Latinoamérica con una amiga, una lesión de columna me dejó de regreso en Buenos Aires. La lesión era más grave de lo que imaginaba y estuve sin poder caminar durante 2 meses. Sentí que mi vida y todos mis sueños se derrumbaban.

Mientras atravesaba ese difícil proceso, necesité aferrarme a algo que me motivara y me ayudara a salir adelante y empecé a pensar en emprender en algo relacionado al universo de los viajes. Yo no podía continuar mi viaje pero quería mantener viva esa energía y ese espíritu aventurero. Así fue como mi lesión fue mi motor para emprender y para conocerme a mí misma; fue un impulso por salir adelante, por confiar en que la vida me estaba mostrando un nuevo camino. El primer cuaderno salió en diciembre de 2015 y desde ese momento me dediqué de lleno a mi proyecto.

Ahora, cuando me preguntan qué hago les contesto “Tengo un emprendimiento de cuadernos de viaje” y las personas me ponen una cara de confusión, a lo que debo responder explicando qué son los cuadernos de viaje, para qué sirven, qué es un emprendimiento y cómo vivo de lo que hago y lo que amo.

Con mis cuadernos quiero impulsar a las personas a viajar y viajarse por dentro, invitarlas a conectarse con su intuición y a registrar todo lo mágico, incierto, alegre e incómodo que experimentamos cuando desafiamos nuestros mandatos y creencias y salimos de nuestra zona de confort. Ese primer viaje a mí me empoderó y me mostró que había mucho más allá afuera de lo que yo conocía y que podía ser y hacer todo lo que deseara y quiero que más gente pueda vivir eso.

Hubo muchas piedras en el camino que me fortalecieron y de las cuales aprendí a seguir siempre adelante y confiar en mi intuición. Mi accidente, mis propios mentores que no confiaban en el proyecto, la dificultad de encontrar un diseñador comprometido, el robo de mi computadora con todos los archivos originales de los cuadernos…

Los traspiés suceden todo el tiempo y por eso es tan importante el apoyo de nuestro entorno más cercano para poder levantarnos y seguir adelante todos los días. Ser emprendedor no es fácil pero en estos dos años crecí muchísimo profesional y personalmente. Aprendí a confiar en mi misma, aprendí que puedo aprender todo lo que necesito para mi emprendimiento y/o conectarme con otros para hacer sinergia cuando no puedo sola.”

 

6 – Luciana Chippano – Lu Chippano Copywriter Web y Motivación Viajera

Emprendedores que viven de los viajes

 

Es Farmacéutica pero se animó a dejarlo todo para perseguir su pasión de viajar y vivir de lo que le gusta: escribir. Se inició con un blog de viajes y luego se formó como Copywriter Web. También organizó y fue tutora del primer taller de copywriting para emprendedores en Buenos Aires.

 

“Hoy los viajes son parte de mi vida. Armar el bolso y agarrar la ruta se volvió algo cotidiano, aunque sean viajes cortos desde el lugar en dónde me establezca temporalmente, más que nada ahora que trabajo desde la computadora.

Esto lo puedo hacer desde hace poco más de un año, cuando empecé con mi primer emprendimiento: mi blog de viajes. Hoy soy copywriter web. Escribo desde una  escritura publicitaria y me dedico exclusivamente a redactar páginas webs, pero también doy charlas y hago talleres sobre el tema. El copywriting es muy nuevo en Argentina y me gustaría ser un referente, formar a otras personas para que lo puedan hacer y motivar desde el emprendedurismo y desde el viajar, que son dos cosas que me apasionan.

Siempre fui emprendedora pero me costaba mucho poner en práctica lo que se me ocurría; creo que no encontraba “los socios adecuados” o quizás no era el momento. Antes me encontraba con trabas en lugar de alguien que aporte y contribuya. Ahora que cada vez que emprendo algo encuentro con quién llevarlo adelante entendí que muchas veces no es el proyecto lo que falla sino que no acudimos a las personas correctas para compartirlo.

Me ayudó mucho encontrar personas con mentalidad, valores y energía similar a la mía mientras viajaba para ver que emprender era algo real, que se podía hacer. El desagrado del trabajo bajo relación de dependencia también me ayudó para animarme a emprender mi propio negocio, ahora trabajo para mis clientes y me encanta pero lo hago en mis tiempos, con mis reglas y por mi sueño.”

 

7 – Valentina Camacho – Estampas con Voz

Emprendedores que viven de los viajes

 

Es Licenciada en Diseño Integral con formación en diseño gráfico e indumentaria. Su sonrisa debería estar en el top 10 de las más magnéticas del planeta. Nació en Venezuela pero viajó, vivió y estudió en varios países hasta elegir asentarse en Argentina. Está en constante actividad y evolución creativa.

 

“Viajar es para mi cuestión de actitud, creo en los viajes sin moverse geográficamente sino a través de la experiencia de leer un libro, mirar una fotografía, ver una película o comer. Claro que cuando nos movemos geográficamente es diferente, estamos ahí para dejarnos envolver por un nuevo entorno con los cinco sentidos. Los viajes cumplen en mí el rol de explorar, innovar, inspirarme, aprender y enseñar.

Hace 4 años en mi país de origen, Venezuela, comencé a emprender con la marca enfocada a la indumentaria y acá en Argentina en agosto de 2017, con un giro hemos hecho renacer la propuesta desde cero, plasmada en pañuelos con estampas exclusivas y voz  propia. Al equipo lo conformamos  Ricardo segundo al mando, co-diseñador/ ilustrador y yo, Valentina al timón del barco de estampas y diseñadora.

Al momento de animarme a emprender yo me sentía segura de lo iba a hacer gracias a haber empezado todos los días con un pequeño paso en pro de ese sueño durante meses, hasta saber que era el momento de dejar de trabajar en otra empresa y lanzarme al agua. El apoyo de amigos también fue fundamental y único; así como también sumó leer historias inspiradoras de otros emprendedores, inventores o creativos. Sin embargo, el miedo más grande fue salir de mi país natal. Paré mi emprendimiento para mudarme a Argentina y volver a empezar pero este cambio requirió de dos años de trabajo, de estudios de complementación de mi carrera y de adaptación a un nuevo entorno, todo esto  ahora mismo nos permitió reunir las condiciones para volver a emprender con un giro de tuerca.

Hoy, bajo el lema “estampas para viajar” diseñamos estampas que comunican, que transportan e inspiran. Nuestros productos  son inspirados por temas que me sensibilizan y a los que les doy forma con dibujos y los convierto en estampas gráficas y luego en pañuelos, camisas, postales.

Siempre el objetivo es que esos diseños puedan ser un espejo del pensamiento de quien los mire o consuma, proponemos conceptos alegres, coloridos y sensibles. En lo personal aspiro vivir de mi creatividad de acá en adelante, seguir  aventurándome a viajar e inspirarme y compartir el resultado de esa inspiración en forma de diseños para la gente.”

 

8 – Aurora Lucarelli – El Taller de Lula

Emprendedores que viven de los viajes

 

Lula para los amigos. Es Técnica en turismo y un alma viajera de nacimiento. Su vida gira alrededor de viajar y unir esa pasión con la de escribir sus experiencias es lo que la llevó a comenzar con este emprendimiento.

 

“En mi vida los viajes lo son todo. Desde chica mi familia me contagio el “bichito” viajero y me dieron la libertad para hacerlo. Cuando tenía 8 años fui por primera vez a un campamento en las sierras de córdoba y desde ese momento siento una conexión especial con conocer nuevos lugares.

Encontré algo que me apasiona a diario y logré mezclar el turismo y amor a viajar con el papel, que siempre tuvo un rol importante en mi vida. En los cuadernos de viajes plasmo información y tips de utilidad para los viajeros, como así  también  información de los destinos, datos de gastronomía, cultura, música y lugares más visitados para que los viajeros tenga un pantallazo del destino al que arriban.

Hace ya más de un año y medio que mi proyecto está activo. Éste camino lo transito sola pero me ayudó mucho empezar a ver otros emprendedores con sus proyectos en mano y pensar “¿Porque yo no?”.  Me acostaba pensando en que podía lograrlo y así fue. Todos los días me encuentro con miedos, pero tropiezo y salgo a aprender cosas nuevas. Con calma, tiempo y dedicación las voy resolviendo. Intento día a día mejorar mi marca y ordenar mi emprendimiento para que pueda ir creciendo.

Quiero lograr una línea totalmente direccionada a  la pasión viajera, por lo que mi propósito es tener cuadernos de viajes de todos los continentes, diferentes países y hasta ciudades.”

 

9 – Ale – Objetos Viajeros

Emprendedores que viven de los viajes

 

Es profesional de un área completamente distinta, pero se animó al desafío de emprender. Ahora logra acompañar también en sus viajes a cada uno de sus clientes que se lleva algún accesorio para hacer su travesía más agradable.

 

“Viajar es lo que más me gusta hacer en la vida, de chica viajaba por el mundo con las historias de mi tío, más tarde con los libros y apenas pude me largue a hacer viajes reales, creo tener una buena cantidad de kms recorridos.

Objetos viajeros nació en un momento muy difícil para mi, hace solo algunos meses. Estaba en plena crisis laboral, sin dudas respecto a mi vocación pero muy disconforme con la realidad de mi profesión. Es en Objetos Viajeros que encontré la forma de estar cerca del mundo de los viajes, escaparme un rato de la realidad, aunque sea sin moverme de mi ciudad en la que tengo que seguir realizando mi trabajo formal.

Siento que de esta forma puedo aportar algo diferente al mundo de los viajeros, decir “yo estuve acá y allá y se que vas a necesitar tal o cual cosa, te la ofrecemos ”. Así nació la idea que se convirtió en realidad gracias a la alianza con mi mamá, ella se encarga principalmente de la parte ejecutiva y administrativa, yo de la parte creativa y entre las dos vamos hacia adelante. Somos las dos bastante cautas, es nuestro primer emprendimiento y por eso, si bien pensamos mil Objetos Viajeros,  elegimos solos algunos para empezar, con muchos proyectos en el futuro, pero siempre de a pasitos.

Queremos que los viajeros sientan que nuestros objetos hicieron una diferencia positiva en su viaje: que estuvieron más seguros, más cómodos, más organizados, más livianos, más abrigados y así nosotros nos sentimos viajar con ellos.”

 

10 – Flor Biedermann – Rutas al Paraíso

Emprendedores que viven de los viajes

 

Estudió Turismo y le hizo honor recorriendo más de una veintena de países. El amor con que diseña y produce se siente en cada uno de sus objetos. Soñadora, viajera y trabajadora. Es una convencida de que todos los deseos pueden hacerse realidad.

 

Los viajes son mí objetivo de vida. Trato de hacerlo siempre que puedo. Amo visitar destinos nuevos, insertarme en su comunidad, compartir y vivir experiencias nuevas todos los días.

Rutas al Paraíso nació hace tres años. Nos incentivaron las ganas y el hecho de ver que era un nicho que había que cubrir. Faltaban en el mercado accesorios de viajes para estar más cancheros y cómodos a la hora de salir de viaje. El emprendimiento surgió de a poco y con mucho esfuerzo esas ideas y diseños se volvieron físicos con la ayuda de mí mamá y mi hermana, que también son parte de él.  Yo además trabajo bajo dependencia en un Operador Mayorista de Viajes de Córdoba, por lo que me siento una afortunada por poder vivir de lo que amo

Claro que surgen piedras en el camino todo el tiempo: roces entre los que formamos parte del proyecto, los talleres, las telas que no llegan… pero fuimos aprendiendo a tomarlo con calma y seguir adelante. El miedo es paralizador, pero no hay que dejarlo que se apropie de nosotros.”

 

11 – Guadalupe González Prece – Steff

Emprendedores que viven de los viajes

 

Es Licenciada en Comunicación Social. Le encanta estar en actividad constante, trabajar y aprender. Comenzó su carrera enfocada en el periodismo pero su espíritu emprendedor nato la llevó a explorar el mundo de la perfumería, al cual quedó prendada hasta hoy.

 

“Viajar es una parte fundamental de mi vida y me divierte muchísimo. Vivo viajando, moviéndome constantemente, ya sea por trabajo, para visitar a mi familia y amigos, o para conocer un lugar. Cuando uno viaja durante un tiempo deja los prejuicios atras, entiende otras lógicas, lenguajes, gustos, formas de vida. Vuelve y no es el mismo, y esa gente que dejó, tampoco es la misma.

Desde chica siempre emprendí: desde vender bombones en la playa hasta bañar perros de mi barrio o dar clases de guitarra. Continuamente estaba buscando generar mi “empresa”con cosas que supiera hacer y que disfrutara. Luego empecé la facultad y mis proyectos eran otros. Me enfoqué en el periodismo y me fui a vivir a Buenos Aires. Esa misma vorágine del día a día me hizo dar cuenta que no había en el mundo de la perfumería nada práctico para llevar en la cartera y que me acompañara todo el día.

Con mi mamá, que hoy es mi socia, nos habíamos ido involucrando y enamorando del mundo de la perfumería poco a poco desde hacía varios años. Un día decidimos comenzar este proyecto de una marca de cosmética, desarrollar un producto distinto, útil, práctico, y original. Nos lanzamos al mercado con un producto que suplía esa necesidad de movernos livianas, sin perder la feminidad. Ese lado cuidado y elegante que siempre llevamos nosotras, aunque estés a full todo el día, de viaje, o trabajando.

Fusionamos ese amor por la perfumería y los viajes, en algo que nosotras llamamos “cosmética para viajar”. Para viajar con los sentidos, por el mundo, por los recuerdos. Steff es una marca 100% original, desde el packaging tamaño “bolsillo” y la funcionalidad (son envases de 50 ml) hasta las fragancias. Soñamos con que la marca crezca año a año, lanzar nuevas líneas de productos y un día poder distribuir en el Mercosur.

Claro que un emprendimiento es una constante prueba y error. Es imposible no tropezar porque el mercado es una caja de sorpresas. Desde el packaging, la imprenta, materias primas, esencias. Es un desafío. La logística y distribución del producto es difícil pero estamos aprendiendo. Todos los días volvemos a poner un voto de confianza en esto que elegimos y que amamos. Pero nada funciona de un día para otro, todo lleva esfuerzo, perseverancia, pasión, confianza en uno mismo y mucho amor. Cuando uno hace lo que ama, lo hace con placer y no resulta un esfuerzo.

 

12 – Te cuento mi experiencia

Emprendedores que viven de los viajes

 

Soy Microbióloga pero me olvidé de los nombres de la mayoría de las bacterias. Salí de viaje para mejorar la forma en que me relacionaba con los demás y en el camino descubrí mi pasión. Le doy mucho valor a las relaciones humanas y el Turrón de Quaker me sale muy bien.

 

Viajar cambió mi forma de apreciar el mundo y de relacionarme con la gente. Eso de “salir de la zona de confort” que a muchos paraliza a mí me mantiene viva. En movimiento me siento como un bebe al que lo mecen en su cuna. En movimiento puedo pensar claramente, se me ocurren las mejores ideas, me tranquilizo y me relajo. Pero ese movimiento no necesariamente significa cambiar de país, puedo lograrlo hasta andando en bicicleta por mi ciudad.

Una vez que entendí eso que los viajes hacen en mi me propuse contagiarlo a cuanta gente pudiera. Hoy a través de mis redes y mi web trabajo para desmitificar que viajar es caro y sólo para unos pocos. Por primera vez no tengo un trabajo en relación de dependencia y eso hace que pueda considerarme una emprendedora. Sin embargo, mirando hacia atrás veo que emprender siempre estuve en mi ADN. Como muchas de las historias que el resto de los emprendedores nos contaron más arriba, me doy cuenta que desde chica siempre llevé adelante pequeñas empresas. Vendí desde pan rallado hasta artesanías de papel reciclado.

Ahora ofrezco un servicio online de asesoría de viajes personalizada (para aquella gente que quiere viajar de acuerdo a su presupuesto pero no sabe cómo hacerlo) y doy talleres presenciales mientras estoy en Argentina, pero hay muchos más proyectos gestándose. Aún hoy, ya decidida a vivir de mi pasión, encuentro obstáculos y me desanimo muy frecuentemente. Sin embargo, cada vez que un futuro viajero se va feliz de un taller o me agradece mi ayuda online mi mundo entero se ilumina y entiendo que estoy en el camino correcto. Es también gracias a la interacción con otros emprendedores que encuentro el apoyo que necesito para seguir.

Mientras viajo, la mayor parte del tiempo hago trabajo voluntario. Eso no sólo me permite disminuir mis gastos sino que también es una escuela de vida. Al vivir como un local en casi todos los destinos que visito aprendí a darle valor a las mismas cosas que a ellos los hacen felices, aunque sean cotidianas. De la misma forma me hago parte de cada una de sus penas, y eso me sirve para intentar ser más generosa de corazón cada día. Viajar es permitirse la sorpresa hasta en los actos más simples y cotidianos. Eso es lo que quiero transmitir a cada una de las personas que me permiten asesorarlas y de esa manera ser parte de su viaje.”

 

12+1 ¿Conocés a algún emprendedor que viva de un proyecto relacionado al mundo de los viajes?

¿Quién es esa persona que no conozco o me olvidé de contactar? Me encantaría que me lo cuentes en los comentarios!

Es tu oportunidad para contarme quién es, lo que hace y lo que lo une al universo viajero. ¡Soy todo oídos!

 

Nota: la jerarquía en que aparecen los entrevistados responde simplemente al orden en que enviaron sus respuestas.