Seguramente ya sabés ésta historia, pero como el público se renueva la voy a volver a contar: hace ya más de un año y medio decidí salir de viaje con el propósito de hacer trabajo voluntario. Desde ese momento me fui metiendo más y más profundamente en el mundo de los viajes y noto con mucha alegría que cada vez más gente elige salir de travesía por lo desconocido.

Algunos se aventuran por su país y otros por el exterior, aunque convengamos que desde los 90 los argentinos hemos sido grandes amantes de subir a un avión al menos una vez al año, cueste lo que cueste.

La mayoría viaja aprovechando cuantos días de vacaciones puedan obtener del trabajo y unos pocos afortunados dejándolo todo para emprender un periplo sin fecha de regreso definida; ésta última franja de gente está creciendo a pasos agigantados.

Sea cual fuere la forma y el plazo en que se elige viajar, creo que aún falta para que la mayoría lo haga como viajeros en lugar de comportarse como meros turistas, como expliqué una vez en éste artículo. Pero una vez logrado ese cambio, el desafío no termina ahí ya que podemos doblar la apuesta: ¿Que tal te suena ayudar mientras viajas?

Ayudar mientras viajas no necesariamente significa quedarte varios meses en un mismo lugar donando tu trabajo a una organización, al contrario. Esa forma es la que yo elijo en cada país, pero hay muchas otras más. En este post, te cuento las tres que suelo utilizar.

 

1) Colaborando materialmente a través de Pack for a Purpose

Pack for a Purpose hace que ayudar mientras viajas sea muy fácil. Es una página web que pone en contacto indirecto a futuros viajeros con proyectos de beneficencia que tengan necesidades, usando a los hoteles, alojamientos y empresas de turismo como intermediarios.

El proceso es muy simple: el viajero destinará algunos kilos de su equipaje en llevar donativos (en materiales, no dinero) para colaborar con una organización. Luego ese espacio te queda libre para volver con todos los souvenires que, inevitablemente, vas a comprarte en el destino.

El intermediario (hotel, empresa de turismo, etc.) se encarga de hacer llegar los donativos a la ONG elegida por el viajero y de informar a la gente de Pack for a Purpose cuántos kilos fueron donados. Los materiales deben ser elegidos entre la lista de necesidades que cada organización publica en la web del intermediario.

Hay innumerables organizaciones listadas en esta página de más de 60 países. Hay incluso una en Córdoba, Argentina a la cual podés colaborar sin siquiera tener que viajar muy lejos. Como dice su eslogan: “Algo de espacio, un poco de esfuerzo, un gran impacto”; una buena forma de ayudar mientras viajas que está al alcance de todos.
Pack for a Purpose

2) Practicando el turismo sustentable

El turismo sostenible es, ni más ni menos, que la rama de la industria turística que está comprometida a generar un bajo impacto sobre el medio ambiente y la cultura del lugar y a su vez a contribuir con la generación de ingresos y empleo para la población local.

No hay una web particular adonde acudir para implementar el turismo sustentable a nuestro viaje, sino que se trata más que nada de usar el sentido común.

Por ejemplo, si en lugar de reservar una habitación en un gran hotel perteneciente a una cadena elegís hospedarte en casas o apartamentos tipo Airbnb estarás ayudando a un emprendimiento familiar que, seguramente, tiene este alojamiento como único ingreso; como plus tendrás casi asegurado el contacto con gente local para conocer un poco más de ellos y un precio mucho más razonable para tu estadía. Lo mismo a la hora de elegir dónde comer.

Otra forma de ayudar mientras viajas es prestar atención a la hora de contratar tours. Hacer una investigación previa sobre el operador turístico y su compromiso con el medio ambiente y/o las comunidades locales. Esto es, por ejemplo, si vas a hacer un tour de avistamiento de animales, asegurate de que no los condicionen por medio de alimentarlos para que se acerquen ni que los “domestiquen” por medio de la violencia.

No fomentar con tu dinero a las empresas que destruyen el medio ambiente o lastiman a los animales también es ayudar mientras viajás.

En ésta misma categoría encontramos a los cada vez más difundidos Ecolodges, o pequeños alojamientos que predican un respeto enorme por el medio ambiente. Esto lo logran por ejemplo, usando parte de su energía de fuentes renovables, reciclando y compostando sus residuos, reutilizando el agua de lluvia, y otro sinnúmero de buenas ideas. Me he hospedado he incluso he colaborado en lugares de éste tipo en varias ocasiones, y debo decir que es asombroso el trabajo que hacen por ejemplo, la gente de The Backpack en Sudáfrica y los amigos de EcoVida en Costa Rica.

ayudar mientras viajas
The Backpack, en Ciudad del Cabo, se preocupa que hasta los más mínimos objetos de decoración que utilizan provengan de artistas locales.

 

3) Realizando trabajo voluntario

Por último, dejo la opción más comprometida. Realizar trabajo voluntario implica dar tu tiempo sin esperar nada a cambio, aunque a veces puede que recibas el alojamiento y en el mejor de los casos la comida.

El trabajo voluntario es una forma sumamente útil y gratificante de ayudar mientras viajas (te cuento más sobre ésto en el artículo 5 razones para realizar trabajo voluntario) pero hay una línea muy delgada entre hacerlo por el bien de una comunidad y el de una empresa privada (pronto escribiré algo más completo sobre ésto).

Hay organizaciones que abren sus puertas a voluntarios por el día, por algunos días o una semana y en cambio hay otras que sólo admiten voluntarios dispuestos a hacer estadías largas, todo depende de los valores de la misma.

Por otro lado, el trabajo voluntario usualmente se interpreta como trabajo social pero nada más lejos de la realidad. Dentro del mundo de los voluntariados hay infinidad de tareas a realizar que van desde trabajar la tierra en huertas orgánicas hasta rescatar pingüinos lastimados del medio del océano.

ayudar mientras viajas
El Chocomuseo de Pisac, Perú es una tienda de chocolates orgánicos en dónde fui voluntaria por casi tres meses a cambio del alojamiento y la comida.

Así que cualquiera sea tu talento o interés en esta vida, estoy casi segura de que existirá un voluntariado para vos en tu país o en algún otro lugar del mundo (recordá que en mi Consultorio de Viajes puedo ayudarte a organizarlo) .

Por eso, si podés permitirte un viaje de mediano o largo plazo, puedo recomendarte sin lugar a dudas que el trabajo voluntario es la opción por excelencia para ayudar mientras viajas.

 

Como ves, hay muchas opciones para aportar algo positivo a aquellos destinos nuevos que decidimos recorrer. Ya no hay excusas, tu próximo viaje va a tener otro sabor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *